Qué dice la ley con respecto a nuestros neumáticos

Neumáticos Noticias Recomendaciones

El Reglamento General de automóviles del 26 de enero de 1999, en su anejo VII llamado NEUMÁTICOS contempla la normativa en vigor en lo que se refiere a neumáticos.

1. Dimensiones y peculiaridades
Los automóviles han de estar pertrechados con neumáticos de las dimensiones y peculiaridades previstas por el fabricante en la homologación del vehículo, o bien sus equivalentes, conforme lo preparado en la reglamentación actual que les resulte de aplicación recogida en el anejo I. 

2. Profundidad mínima de dibujo
Los neumáticos de los automóviles comprendidos en las categorías M1, N1, O1 y O2 deben presentar, a lo largo de su utilización en las vías públicas, una profundidad en las ranuras primordiales de la banda de rodamiento que, por lo menos, ha de ser de uno con seis mm.


Va a deber comprenderse como ranuras primordiales las ranuras anchas ubicadas en la zona central de la banda de rodamiento que cubre cerca de las 3 cuartas unas partes de la anchura de dicha banda. Quedan excluidos del campo de aplicación del apartado precedente los automóviles históricos pertrechados originalmente con neumáticos o bien cubiertas de otros tipos que cuando eran nuevos tenían ranuras de una profundidad inferior a uno con seis mm, toda vez que dichos automóviles estén pertrechados con los convocados neumáticos, que se empleen en condiciones inusuales y que no se usen jamás o bien prácticamente jamás en la vía pública.

3. Indicadores de desgaste
Los neumáticos homologados conforme al Reglamento ECE n.º treinta o bien la Directiva 92/23/CEE ( LCEur 1992\1486) que pertrechan automóviles de turismo y sus remolques van a deber tener indicadores de desgaste. Dichos indicadores de desgaste sirven para indicar que las ranuras primordiales de la banda de rodamiento han alcanzado la profundidad mínima de dibujo indicada en el apartado dos.

4. Condiciones mínimas de utilización de los neumáticos
Los neumáticos, bien nuevos, bien recauchados, que pertrechan los automóviles, van a deber preservar siempre y en todo momento las inscripciones normativas, y además de esto no deben presentar ampollas, deformaciones anormales, rupturas o bien otros signos que patenticen el despegue de alguna capa o bien de la banda de rodamiento. También, no deben presentar cables al descubierto, fisuras o bien síntomas de ruptura o bien luxación de la carcasa.


El resculturado no está tolerado, salvo en aquellos neumáticos que pertrechen automóviles de más de tres,5 toneladas de peso máximo autorizado, y que vayan marcados con la palabra Regroovable o bien el símbolo PUN, conforme lo preparado en la reglamentación actual que les resulte de aplicación recogida en el anejo I.

5. Neumáticos singulares
Si los neumáticos presentaran clavos, como los utilizados en pavimento con hielo, estos van a ser de cantos redondeados y no sobresaldrán de la superficie más de 2 milímetros.


Si se emplean neumáticos singulares de nieve, estos van a ir marcados con la inscripción M + S, MS o bien M & S, y van a deber tener una capacidad de velocidad, bien igual o bien superior a la velocidad máxima prevista para el vehículo, bien no inferior a ciento sesenta km/h si la velocidad máxima del vehículo es superior a esta.

6. Presión de inflado
La presión de inflado de los neumáticos habrá de ser revisada con regularidad, con manómetros de empleo privado o bien público, adecuadamente homologados y verificados conforme la reglamentación actual que les resulte de aplicación recogida en el anejo I.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *